ENACOM - Conversatorio sobre "Igualdad en la diversidad"

Desde el Observatorio de la Discriminación en Radio y TV, perteneciente al Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM), se organizó el conversatorio “Igualdad en la diversidad”, junto con representantes de instituciones y activistas LGBTIQ+ para intercambiar perspectivas acerca de la actual situación en materia de derechos y políticas públicas sobre identidad de género. La actividad se realizó aprovechando la conmemoración del 17 de mayo como el Día Internacional de la Lucha contra la Discriminación por la Orientación Sexual e Identidad de Género.

 

 

 

 

En la charla, cuya moderación estuvo a cargo de Gustavo López, vicepresidente de ENACOM, participaron Florencia Pacheco, licenciada en Educación y miembro del Directorio del Ente; Adrián Helien, médico coordinador de la Atención de la Salud Transgénero del Hospital Durand (CABA) y presidente del Capítulo de Sexología y Diversidad Sexual de APSA (Asociación de Psiquiatras Argentinxs); Iñaki Regueiro De Giacomi, abogado, activista de AboSex (Abogadxs por los Derechos Sexuales) y asesor en el Ministerio de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de la Provincia de Buenos Aires, y Alba Rueda, activista trans y subsecretaria de Políticas de Diversidad del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación.

 

 

Gustavo López inició el conversatorio recordando la aprobación de la Ley de Identidad de Género en 2012 como consecuencia de “la lucha de los colectivos travestis, trans y transgénero, y de cientos de personas que fueron discriminadas y castigadas. Esa ley vino a recoger un derecho y una necesidad, en el marco de un gobierno que la recogió como demanda social. Estos son avances y conquistas de la sociedad civil frente al Estado”, aseguró. Asimismo, agregó que “la diversidad es el derecho a ser diferentes; la igualdad está en tener el mismo derecho que el otro a ser diferente. Me igualo en el derecho a la diferencia y en ese derecho nos respetamos y convivimos. Desde ENACOM abrimos la redes para poner a disposición estos debates tan importantes para la sociedad porque la lucha es siempre y permanente, y estamos acá para darla”.

 

 

 

 

 

Por su parte, Florencia Pacheco remarcó que “el camino está puesto en desnaturalizar y deconstruir, lo que nos pone en la clave de repensar desde otra mirada que sea concreta y específica. Desde la gestión, creemos que esa es la forma para elaborar políticas concretas y generar sinergia con los distintos sectores. Por ejemplo, desde el Observatorio de la Discriminación en Radio y TV de ENACOM se impulsa a los medios de comunicación a colaborar en esta tarea de informar, respetando y visibilizando las problemáticas de manera integral, ya que desempeñan un rol significativo influenciando sobre las creencias y los comportamientos de las personas. Por eso debemos consensuar buenas prácticas desde sus contenidos, en tanto herramientas indispensables en la construcción de sentido, lo que nos impulsa a repensar las políticas desde otros lugares. Junto con Claudio Ambrosini planificamos estos objetivos hacia una mirada integral y conjunta para avanzar en sociedades más equitativas”.

 

 

“Hoy se conmemora un día en el que lxs medicxs despatologizamos la homosexualidad. Sin embargo, cambiamos el foco, pero muchas veces seguimos patologizando. En la formación médica se nos siembra la semilla de la discriminación de todo lo que no sea hetero/cis/binario. En esas instituciones no existe la palabra género, es decir que no se consideran las perspectivas sociales y culturales, y en esto se define la salud y la enfermedad, lo ético y lo estético, y todo lo que no esté dentro de los casilleros se patologiza. No hay reflexión sobre esta visión patológica, condenando a algunas personas a la muerte, a la enfermedad y a la humillación, lo que avala la situación que hace que la expectativa de vida de quienes se definen desde las diversidades sexuales sea inferior a los 40 años”, sostuvo Adrián Helien.

 

 

En el mismo sentido, Iñaki Regueiro De Giacomi complementó con la idea referida a que “la desjudicialización es otro de los mandatos que puso en cuestión la Ley de Identidad de Género, una iniciativa pionera en la región y en el mundo, y que tiene que ver con dejar de humillar la dignidad humana. La criminalización mutó y bajó en su dimensión, pero hay que seguir dando debate para que la vulneración de personas trans no se siga dando, como es el caso del narcomenudeo”. También apuntó a cuestiones pendientes, como la entrega del DNI a aquellas personas que tramitaron el cambio de identidad, así como la separación de la Iglesia del Estado, “que sigue siendo una deuda para que el respeto de las creencias sea garantizado. La mira es apuntalar lo que tenemos y avanzar en lo que falta”, afirmó.

 

 

Reforzando la importancia de la Ley de Identidad de Género, la activista trans Alba Rueda explicó que la iniciativa “les dio valor a las voces de la diversidad que pusieron en agenda las cuestiones relativas a la identidad de género. Lo que se trata es de poner en valor la enorme lucha de los movimientos sociales y activismos LGBTIQ+. A la falta de respuestas en las demandas y necesidades, se responde con política pública”. Y destacó que “además de la despatologización, también es importante trabajar sobre la criminalización y la judicialización para tener un enfoque normativo más amplio que no solo se reduzca al aspecto clínico, sino también a los procedimientos y lugares de encierro, a la acción de las instituciones y al ámbito de las familias y al educativo, pensando en la protección de los derechos de las infancias y en su libre desarrollo. Esto implica un enfoque más integral”.

 

 

Finalmente, los y las participantes del conversatorio cerraron la charla mencionando cuáles creen que serían los principales ejes a tratar como parte de una agenda de trabajo a futuro. Helien sostuvo que “debería ser una realidad continua en todos los espacios médicos trabajar en la formación de lxs medicxs para que no patologicen a las diversidades sexuales. A partir de la Ley de Identidad de Género, Argentina se convirtió en la excepción, que es un ejemplo para el mundo”. Por otro lado, Regueiro De Giacomi mencionó el trabajo en la Ley Intersex y en la Ley de Reparación de Violencias Institucionales, ya que constituyen “un reclamo pendiente y estoy seguro de que serán grandes hitos para dejar de normalizar y encasillar en binarismos desde la medicina”. Rueda se refirió a los 200 compromisos para reducir las desigualdades de género entre mujeres, LGBTIQ+ y varones en relación con el empleo, la salud, la educación, la política, el deporte y la cultura, plan trabajado desde el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad. Y por último, Pacheco insistió en que “la clave es avanzar en un cambio estructural desde lo más pequeño porque desde las políticas públicas concretas podemos cambiar paradigmas y desnaturalizar las prácticas”.

 

 

 

 

 

Esta actividad se suma a las diversas iniciativas abordadas desde ENACOM en materia géneros, diversidad e igualdad a través de charlas, mesas de trabajo y proyectos concretos (como la ampliación hacia el cupo laboral travesti-trans en el Estado) con otros organismos e instituciones públicas y privadas. Tanto la regulación y el asesoramiento en el tratamiento mediático como la participación en políticas públicas plurales e integrales forman parte de los ejes de gestión del Ente y, por ello, constituyen valores primordiales en el ejercicio de repensar la tarea diaria hacia sociedades más justas e inclusivas.